jueves, 14 de noviembre de 2013

Ciudad de Almeria(Iconos 2)

En este segundo articulo vamos a seguir reseñando algunos iconos mas de Almeria,estos tambien nos parecen relevantes y como no tuvieron cabida en el primer articulo,haremos otro breve repaso de algunos mas de la ciudad de Almeria.No estaran todos por supuesto,pero sì creemos que una representaciòn amplia con los que se completan un muestrario representativo de su indiosincracia,sus iconos y señas de identidad que casi todo el mundo conoce.
Puerta Purchena.
El nombre de Purchena se debe a que en las cercanías de este lugar se localizaba la antigua Puerta de Pechina, pero el nombre fue cambiado erróneamente por los cristianos. Cruce de ramblas y caminos, actualmente el centro neurálgico de la ciudad donde se concentra la actividad comercial y bancaria provincial, y de ella se organizan tres arterias: La Rambla Obispo Orberá, el Paseo de Almería y la calle de las Tiendas.
Centro de Arte Museo de Almeria.
(fotografia.Manuel Peña Jimenez)Constituido por dos edificios de estilos diferentes, vanguardista y neomudéjar, anexos entre si, este Centro de Arte fue inaugurado en el año 1998 y en él se celebran tanto exposiciones de artes plásticas como conferencias y demás actividades de carácter cultural.
Iglesia San Sebastian.
La plaza de San Sebastián no toma el nombre de la iglesia, sino que ella se lo dio al templo. Desde el siglo XI, era uno de los lugares más populosos de la ciudad, la encrucijada de todos los caminos que llegaban de nordeste y de levante. En la Almería musulmana situada a extramuros, presidía la Mezquita y en la Almería cristiana se convirtió en ermita de San Sebastián. En el siglo XVIII, el anchurón toma la categoría de plaza. En ella, en la actualidad, hay un pequeño y sencillo monumento a la Inmaculada, erigido en 1800 y restaurada después de la Guerra Civil Española de 1936.
Refugios de Almeria.
Los refugios de la ciudad de Almería constituyen una de las obras de ingeniería y arquitectura más importantes realizadas durante el siglo XX en Andalucía. Hay que señalar, como mérito añadido, la rapidez con la que fueron construidos (1936 -1939) y la limitación de recursos con los que se efectuaron los trabajos, dadas las circunstancias del momento. Formaron parte de la estrategia bélica de fortificación y resistencia pasiva organizada por el gobierno de la república durante la Guerra Civil Española y en la que se popularizaban consignas como " Fortificar es comenzar a vencer". Conviene recordar que Almería fue la última capital en rendirse a las tropas del dictador, y que se mantuvo durante toda la contienda fiel a la República, legalmente constituida.
Los Aljibes Àrabes.
(fotgrafia,Nacho Ortiz)Los Aljibes Árabes datan del año 1038 y fueron construidos para abastecer de agua a la población. Están situados bajo la peña El Taranto. Todos los aljibes seguían una tradición mediterránea milenaria siendo parte importante para el abastecimiento de tropas, población y caminantes. Los de las grandes ciudades y pueblos con la incorporación de abastecimiento de agua a los inmuebles quedaron paulatinamente inutilizados.
Fuente los peces.
(Fotografia Miguel Lopez)“Fuente de Los Peces" Jesús de Perceval (1915-1985) diseñó en 1957 la Fuente de Los Peces en colaboración técnica con el también ilustre almeriense Guillermo Langle (1895-1981). Para su diseño, se inspiró en el trono de la Virgen del Mar, Sacra Patrona de la Ciudad de Almería. El monumento rinde homenaje al mar a través de las tres cabezas de pez que se disponen a lo largo del perímetro interior del borde y de la escultura central. Para su realización se empleó mármol blanco de Macael. La ubicación del monumento obedeció a una decisión estratégica: dar realce a la calle Real, principal arteria de tránsito y de comercio, y al único parque de Almería de aquella época.”
El Indalo.
(Fotografia,Miguel Lòpez)El Indalo de Almería es conocido a nivel mundial como simbolo de la provincia, pero quizás sean pocos los que conocen los orígenes de tan peculiar símbolo. En la zona norte de la provincia se encuentra la comarca de los Vélez conocida por el interés cultural que despiertan sus pinturas rupestres. Es en la cueva de los letreros donde se encontraron numerosas pinturas que datan del 4500 A.C., es en esta cueva donde fué encontrado El Indalo,representación de un diós prehistórico y que representa a dicho dios sujetando un arco iris ofreciendo protección frente a posibles diluvios.
Se dice que desde entonces en Almería llueve menos y es el lugar con mas luz de toda la península. El Indalo recibe su nombre en honor a San indalecio y significa ‘mensajero de los dioses’. Hoy en día podemos encontrar este símbolo pintado en numerosas casas de la población almeriense de Mójacar ya que se piensa que protege de las tormentas, el rayo, el ‘mal de ojo’ e infinitos males. Se dice que es poder benefactor es efectivo cuando el totem está hecho con oro de Almería (Rodalquilar). Yo personalmente no soy muy creyente en este tipo de asuntos pero no deja de ser una historia peculiar ¿Verdad?.
Parque Nicolas Salmeròn.
Así denominado en memoria de este insigne almeriense, Nicolás Salmerón, Presidente de la Primera República española, constituye el extremo occidental de ese pulmón verde y de fachada al mar que se inicia con el Paseo Marítimo, en el otro extremo de la ciudad. Antes poseía un sabor más entrañable para los almerienses, tanto por la presencia de pérgolas y estanques, como por la ausencia de la autovía y el fácil acceso al Puerto. Los almerienses paseában por el Parque y, sin querer se acercában al dique del Puerto para contemplar la paciencia de los pescadores con su caña. Hoy es un espacio de encuentro, donde las palmeras y los ficus constituyen un recuerdo permanente para los almerienses.
(Fotografia Miguel Lòpez)
 En el extremo occidental se encuentra el denominado “Parque Viejo” por su mayor antigüedad, recientemente remozado, pero que conserva su centenaria arboleda dando sombra al paseante. Al Sur se levanta sobre sólidos sillares de cantería procedentes del antiguo encauzamiento de la Rambla, con el objetivo de darle una altura en forma de mirador que permita superar la autovía del Parque, a la altura del Paseo de San Luis. Fuentes, columpios y quioscos completan la imagen de este espacio, que concluye con la fuente de los Peces. Esta fuente de mármol blanco, obra de Jesús de Perceval, marca la transición al Parque Moderno, donde las grandes arboledas dan paso a los espacios abiertos con césped, matorrales y surtidores de agua. Es el punto de encuentro de las largas madrugadas de los jóvenes en los fines de semana.