jueves, 28 de abril de 2011

MI PRIMER VIAJE A ALMERÍA



Mi primer viaje a Almería lo hice cuando era muy adolescente en tren que salió desde la estación de atocha de Madrid. El viaje iba a durar largas horas ...
Pasaron muchas horas de largo viaje de noche hasta que pudimos ver la luz del sol.
Me asome por la ventanilla del vagón y me quede impresionada del dantesco ...paisaje que me ofrecía Almeria.Para admirar mejor el paisaje no perderme nada me Salí al pasillo y me acomode en una de la ventanas, era realmente bonito ver amanecer en Almería por primera vez en mi vida. Continúas dunas mas dunas montanas de desierto árido que mis ojos se recreaban con la visión de tan bonita estampa, que atreves de ellas se hacía paso el tren. En su profunda sequedad todo ello inevitablemente acompañado de machismos cactus, pitas y chumberas retorciéndose en su espacio y determinado lugar aguntando los primeros rayos del naciente sol.
Las casas pintadas de blanco amarillento por el paso de los años, eran mudos y silenciosos espectadores de la llegada del tren. En zonas casi inaccesibles se hallaba una casa de color marón en medio de aquella inmensidad se fundía con el paisaje, como si no quisiera molestar.
Esa era una situación paisajística que solo se da Aquí en Almeria.Pocos olivos, pero contrastaban con los naranjos hallados en la estación perdida de Gador.
Sin darme cuenta el tren se paro en la antigua estación ya estaba en Almería y nunca nunca sabia como aquellos días han cambiado tanto mi vida para siempre, esto solo era el principio
De lo que Almería se ha convertido en mi vida, mi tierra mi segundo Yo, empezaron a cambiar en ese vagón…
© Kristina González Sánchez