viernes, 29 de abril de 2011

Mojacar,Belleza en Almeria

Estaba yo en dudas de si debia de hacer otra entrada de blog,sobre Mojacar,y tras visitarla de nuevo en Abril de 2011,ya disipè cualquier atisbo de duda que me podia quedar.
Mojacar,belleza en Almeria se merece un blog casi exclusivo para contar sus encantos,no obstante me conformarè con dedicarle esta segunda entrada.

Desde sus origenes que se remontan aproximadamente a 2.000 AC hasta la actualidad Mojácar ha conseguido mantener su legado, y ahora guarda como en ningún otro lugar en andalucía una singular fidelidad con su pasado arabe.
Mojácar era un emplazamiento excepcional para dominar el horizonte, por su localización y posición geográfica Mojácar ha sido muy valorada y apreciada por muchos pueblos que se asentaron en la comarca hace unos 2000 AC.
Los fenicios (1100 aC) y la cultura de argárica de la Edad de Bronce (2000 aC) la denominaron Murgis. Cuando los griegos ocuparon la región al pueblo lo denominaron Murgis Akra (Murgis en la altura), de ahí su derivación latina ,Mucacra, y arabe ,Moxacar,que da pie a su nombre actual de Mojácar.
Mojácar fue ciudad floreciente hasta bien entrado el siglo XVIII, en lo militar, civil y eclesiástico. La población llega a cifrarse en 10.000 personas. Hacia la mitad del siglo XVIII se inicia el decaimiento de la ciudad. Pertinaces sequías que merman al pueblo agricultor son el motivo del éxodo hacia Sudamérica y posteriormente a Cataluña y Europa. La despoblación adquirió carácter alarmante. Pero el milagro llegó en forma de turismo, que lejos de destruir la auténtica fisonomía de su pueblo y de sus gentes hizo que el visitante continuaran admirando su pasado, su arquitectura, el color blanco de sus casas y el carácter abierto de gentes que heredaron la tolerancia y convivencia de diversas culturas y religiones.
Pequeña historia a modo de introducciòn que algo dije o habrè dicho en la anterior entrada,no me acuerdo.

Mojacar,el pueblo se encuentra en una colina, la mejor forma de visitarla es a pie, para ello es mucho mejor dejar el vehiculo aparcado en los parkings que hay antes de subir al pueblo o subir en autobus.
Siguiendo las indicaciones en la subida llegaremos sin ningún problema a la Plaza nueva, donde podremos ver desde el mirados a Mojacar la vieja, que fue el primer asentamiento prehistorico que se conoce de Mojacar.
En la plaza encontraremos la Ermita de los Dolores, que data del S. XVIII (es privada). Si seguimos la cuesta llegaremos al Mirador del Castillo, que es la parte más elevada de la ciudad y donde podemos divisar una increible panoramica de la zona.
Despues podemos seguir por sus calles hasta la Iglesia de Santa María (S. XVI) y en la plaza de la entrada a la Iglesia podremos contemplar la escultura de la Mojaquera (vestimenta típica y cantaro de agua que lo utilizaba para tranportarla desde la fuente)
Una vez visitada la Iglesia si la bordeamos por un estrecho pasadizo peatonal llegamos a la Plaza del Parterre que es un antiguo cementerio árabe, y despues bajamos a por la calle de Enmedio hasta la plaza del Ayuntamiento donde podremos ver el imponente ficus centenario que fue traido por un emigrante de un pais de América del sur.
Seguimos dejándonos llevar por la pendiente y terminaremos en la Puerta de la Cuidad (puerta de la Almedina) ,S. XVI, junto a este arco de medio punto encontramos la Casa del Torreón, S. XVIII, que antiguamente se utilizaba para cobrar los "impuestos de puerta"
Si nos seguimos dejándonos llevar por la fuerza de la pendiente y de la energía de sus calles cruzaríamos la Avd. del Encamp hasta llegar a la fuente de Mojacar que fue reformada a finales del S. XX.

El termino municipal de Mojácar es de 72 Km cuadrados. Los 17 Km de costa se le conoce como Mojacar playa, donde se encuentra otro nucleo urbano.

Mojácar playa es la zona costera del municipio de Mojacar, en la playa se puede encontrar casi cualquier tipo de ambiente que estés buscando.
Hay restaurantes como el Mediterraneo, el Levante,El Neptuno,donde se come muy bien y en ambiente agradable,al borde del mar, bares de copas como el  Mandala, chiringuitos como el aku-aku, Tito's, el patio; supermercados y grandes superficies.
Nunca conoceríamos del todo Mojácar sino hablamos de sus personajes. de aquellos que un día. abandonaron sus ciudades y sus países para acariciar esa libertad que el nombre de Mojácar les aseguraba. Ellos. más altos y más rubios que los mojaqueros de nacimiento. se convirtieron enseguida en referencia de un modo de vida que rápidamente dio la vuelta al mundo entre la élite del “buen vivir” y del arte.
En un lejano pueblo de la provincia de Almería. comenzaron a convivir una escasa población de andaluces agricultores con pintores, escritores, pianistas e incluso con el único torero británico que se conozca.
Personajes que vivieron el descubrimiento de Mojácar. allá por los años 60 y que hoy, componen sin duda la imagen del recuerdo más cercano y no por ello menos mítico.
Frederick Mooney ( Fritz). Win Wells, Henry Higgins, Paul Beckett. William Napier… enterrados en el cementerio de Mojácar. donde hoy descansan en paz. bajo el mismo sol y la misma energía que un día les atrajo aquí.

Pero hagamos memoria. Henry Higgins, el primer torero británico y quizás el último. Su primer padrino fue Brian Epstein de Los Beatles, Henry, de madre colombiana, estudió el difícil arte del toreo en España y tomó la alternativa en la Plaza de Fuengirola de manos de Antonio Ordoñez. en sus carteles aparecía bajo el nombre de Enrique Cañadas y dieron la vuelta a diversos lugares de nuestra geografía. al igual que su libro “How to be a Matador”. Dejó el arte del toreo para dedicarse a la representación de productos de importación, y finalmente, amante de las actividades de riesgo. conoció la muerte en Mojácar. al precipitarse en ala delta.
Frente a él, en el cementerio Mojaquero. en la zona que aquí llaman “de los ingleses” encontramos a Fritz, el prodigioso pintor Neoyorquino.que de pequeño vivió en Hawaii, hippie y anárquico, médico y delineante, que no solo estuvo en la guerra de Corea como boina verde. sino que llegó al grado de teniente. Vivió en Camboya y Tailandia. Alguien a quien todos conocen muy bien en Mojácar. Íntimo amigo de Bienvenida, y a quien le contaba que tenia pinturas en el Museo de Arte Moderno de Nueva York y en el Banco de América, aunque Frederick ó Fritz Mooney raramente firmaba sus cuadros.


Win Wells famoso dramaturgo que estableció casa en Mojácar durante muchos años. constituyendo su propio teatro. Autor de obras tan importantes como, ”Gertrude Stein y un Compañero”, estrenada en Mojácar, antes de pasar a Broadway, dónde cosechó importantísimos exitos y premios. Su Obra “Cante Hondo”. basada en el tema Lorca, fue igualmente de importante referente cultural.
El Mariscal de aviación Purcell, héroe de la segunda guerra Mundial, era otro personaje inimitable que convivió en aquellos míticos años 60, así cómo Kate la Irlandesa, que reconocía haber sido pieza clave de la M.I. 5 ( servicio de espionaje británico) y de haberse lanzado en paracaidas en repetidas ocasiones en diversas misiones peligrosas. en fuego cruzado.. Cerca, y amenizando este cementerio variopinto y multiétnico, Mike ( Solo) Connolly, lider del grupo británico “Flying Vultures”.
Y no podemos olvidar al irrepetible William (Bill) Nappier, famoso industrial británico que terminó sus días en Mojácar, no sin antes invitar y ejercer de anfitrión en una Mojácar virgen y por descubrir, dónde un entusiasta alcalde, que hoy reposa junto a ellos, decidió un día regalar parcelas a todo aquel que en el plazo de un año construyera una casa.
Aquella época, en la que se disponía de tiempo, la vida era supervivencia y juerga.
Tampoco se puede pasar por alto,los simbolos que destacan a Mojacar y entre ellos el Indalo.
Ha sido utilizado en Mojácar, desde tiempos remotos, cuando la gente lo conocía como “Muñeco Mojaquero”, ya que los primeros viajeros románticos, lo encontraban pintado en las fachadas de las casas, dónde los habitantes de Mojácar lo pintaban con los restos de cal, que utilizaban para pintar las fachadas de sus casas, con objeto de ahuyentar el “mal de ojo” y preservarla de las tormentas.
Relacionado con el abrigo neolítico de la “Cueva de los Letreros”, descubierta hacia los años 60 , en Velez Blanco, se fecha su tipología de pintura rupestre de origen levantino y se data en 2.500 años a.C.

El Indalo, bautizado, en recuerdo a San Indalecio, precursor de la religión católica, en el sudeste peninsular, significa en el lenguaje íbero , Indal eccius ( mensajero de dioses).
Adoptado cómo símbolo de todo un movimiento cultural Almerienses encabezado por Jesús de Perceval, Eugenio D´Órs Etc. hacia mediados de los sesenta, coincidiendo con la atracción que este Municipio Almerienses suscita entre los artistas e intelectuales.

Los llamados “muñecos mojaqueros” se pintaban con almagre (arcilla roja para hacer marcas), para salvaguardar las casas y cortijos del pueblo y la sierra de Mojácar.

De su origen y su nombre han tratado diversos autores, vinculando el uso del símbolo, con el neolítico en la provincia, el Ank egipcio o la explosión del más importante movimiento cultural almeriense de los años 50.

Sin embargo, todos coinciden, en que este símbolo mojaquero, que fue bautizado con el nombre de Indalo, refleja un algo superior que protege y ampara de los posibles riesgos que pudieran acechar a personas y lugares, así como de la ignorancia y posibles males.
El carismático emblema de Mojácar fue adoptado por un grupo de literatos, poetas, arqueólogos y especialmente pintores que buscaban una seña de identidad y un tótem protector.
Fue entonces cuando el arqueólogo J. Cuadrado conoció las pinturas esquemáticas de la cueva de los letreros en Vélez Blanco, donde aparece un cazador al acecho de dos cabras, y otra figura que dibujó H.Breil, y que pudiera tomarse como origen de nuestro Indalo, si bien no son las figuras más importantes de la pintura, donde destacan tanto el famoso hechicero como los panes y los soles.
Para los Indalianos, la interpretación de este símbolo representaba varias posibilidades: un cazador con su arco extendido, un ídolo en el sentido religioso, o el dibujo de un hombre, con un arco iris, en señal de protección de los malos espíritus o males terrestres. Perceval, tomó este último significado, apoyándose en los indalos aparecidos en Mojácar, donde la figura ya existía.
El Indalo, derivado del nombre Indalecio, (Obispo de Urci, que se introdujo en la península por Almería), encierra en el lenguaje ibero “Indal” el significado de dios grande, fuerte, poderoso y protector. Mojácar, en el mismo lenguaje “Monxacar”, significa Monte Sagrado.
El Indalo, vive entre nosotros, arraigado a esta provincia en general, y a Mojácar en particular, desde hace miles de años.
Hoy continúa representado en nuestra artesanía, en los muros de nuestras casas, protegiendo nuestros coches o suscitando la curiosidad y la simpatía de nuestros visitantes.
Actualmente es ya el símbolo de todos los Almerienses, habiendo superado durante años en popularidad al Sol de Portocarrero, símbolo de la catedral, que ahora recupera su presencia. El Indalo, simpático portador de buena suerte, la transmite sin duda a todos nuestros visitantes que lo hacen viajar por todo el mundo, y que han encontrado numerosas identificaciones de nuestro símbolo en antiguas civilizaciones.
Por ultimo,aùn a sabiendas que quedan,muchas cosas en el tintero  he de reseñar las fiestas mas importantes de Mojacar y alguna curiosidad.
Semana Santa
Jueves Santo:
Procesión de Jesús Nazareno por las calles del casco viejo de la ciudad. El momento más destacable es el paso bajo la antigua puerta de la ciudad en la Plaza del Caño.
Viernes Santo:
Procesión del Encuentro por la mañana en la citada Plaza del Caño.
Procesión del Cristo Yacente por la noche.
15 de mayo, San Isidro
Romería a la pedanía de "El Sopalmo". Comida campera y misa rociera por la tarde antes del regreso. Se celebra el domingo más próximo al 15 de mayo.
Fiesta de Moros y Cristianos
Fin de semana en el cual se rememora la capitulación pacífica del Mojácar musulmán ante las tropas de los Reyes Católicos. Fiesta nocturna en el casco viejo repartido por todas las plazas del mismo. En el pregón del viernes por la noche se recuerdan los pactos que permitieron que en Mojácar siguiesen viviendo sus originales pobladores, de religión musulmana. El sábado gran desembarco y en la tarde del domingo gran desfile de gala. Actividades durante todo el fin de semana en Mojácar Pueblo y Mojácar Playa. Se celebra el fin de semana más próximo al 12 de junio (fecha de las capitulaciones de la ciudad).
Fiestas patronales en honor a San Agustín.
Fiestas que se celebran a finales del mes de agosto, en las fechas más próximas al 28 del citado mes. Imprescindible no perderse la tradicional corrida de cintas a caballo en las que las mujeres en "edad de merecer" —solteras—, colocan sus cintas y los mozos del pueblo las recogen pasando por debajo de ellos con los caballos incluso al galope.
Día de Nuestra Señora del Rosario.
Patrona de la localidad.
Navidad
Lo más destacado de las citadas fiestas, por su carácter integrador y que se viene celebrando desde hace varios años, es el tradicional oficio de "las nueve lecturas y villancicos" (nine lessons and carols), la cual se celebra junto a la comunidad anglicana residente en el municipio.
Según una leyenda urbana, Walter Disney no habría nacido en Chicago, sino en Mojácar (Almería), hijo ilegítimo de un médico y una lavandera. La supuesta madre habría emigrado a los Estados Unidos, donde habría dado a su hijo en adopción a la pareja formada por Elias y Flora Disney. Según esto, el verdadero nombre de Walter Disney habría sido José Guirao Zamora. Supuestamente, en los años 40, unos enviados de Disney habrían estado en Mojácar haciendo comprobaciones en los archivos parroquiales de la localidad.