viernes, 10 de diciembre de 2010

BAÑOS ROMANOS DE SIERRA ALHAMILLA.

Situado en un auténtico paraíso natural estos baños romanos ubicados en la Sierra de Almilla, con unas magníficas vistas hacia el mar, poseen una fuente termal natural que precipita el agua a una temperatura de 58º y que ya en época fenicia eran reconocidos como fuentes termales. Con posterioridad los romanos también los utilizaron para tal fin aunque fue en la época de los árabes cuando vivieron su apogeo.
A 460 m. de altitud, en un oasis entre los Parques Naturales de Sierra Nevada, Cabo de Gata, Bahía de Almería y Desierto de Tabernas.
Esta bella sierra, ya acogió a la cultura argárica y fue después base del asentamiento de los sucesivos pueblos colonizadores..
Existen numerosos restos arqueológicos de las edificaciones que aquí levantaron posiblemente los ibéricos.
Entre Rioja y Pechina, hasta el cerro de la fuente se establecen en la calma del Valle de Pechina se funden los \"almerienses\", se argarizan y preparan al Hombre Ibérico, que va a recibir a los colonizadores fenicios, griegos, cartagineses y romanos. Al asentarse los Abencerrajes de la familia de Banú Sirag a la vigilancia y defensa del territorio de Urci y más concreto de Bayyana o Peyyena, hay que unir el disfrute de Los Baños, como solaz y ayuda para remedio de sus males.
Como vestigio fideligno de la época queda el documento escrito por el relevante El Himyarí:
"Al Este de Pechina, a tres millas de distancia, se alza una elevada montaña que tiene importantes yacimientos minerales.
En ella hay también una extraordinaria Fuente Termal que no tiene igual en Al Andalus por la bondad de sus aguas, su dulzura, su virtud diurética, su eficacia y todas sus virtudes curativas que posee.
De todas partes acuden personas que sufren achaques y enfermedades crónicas, seguras de obtener aquí una notable mejoría."
En 1.489 el pueblo de Pechina, cansado de guerras intestinas, acoge con agrado a los Reyes Católicos, pero su alegría no ha de durar por las duras imposiciones de sus nuevos amos.
Se desarrollaron en la comarca durante todo el siglo XVI numerosas rebeliones, incursiones piratas, intento de huida de los moriscos a Africa que los castellanos en vano atajan. Culmina con su expulsión en 1.611 sin que con ello se consiga la paz de la comarca.
Esto causa el despoblamiento de Sierra Alhamilla y para evitarlo se dan las casas y tierras de las principales poblaciones de la comarca a los soldados que las defendían.
Los Baños estaban abandonados, pero alejada la amenaza y consolidada la repoblación de la comarca, vuelven a fluir enfermos a los Baños. Al final de esta centuria, el deán Orbaneja, en su célebre libro, dice de los Baños que sus aguas \"son tan medicinales que, con estar tan remotos, vienen a ellos enfermos de partes muy distantes, quienes volviendo a su tierra con salud acreditan a los Baños y la Sierra\".
Tras la reconquista la fuente quedo en estado de semi abandono hasta que en el año 1.777 el obispo de Almerial D.Claudio Sanz y Torres y Ruiz Castañedo los rehabilitó y construyó un balneario en las cercanías de la fuente. Aunque su estructura y su arquitectura fueron respetados, en el año 1.991 fue convertido en un Spa de lujo.
Su historia actual comienza en la última década del siglo XX en la que una novísima restauración, de alta tecnológica balneoterápica da forma a este corazón dorado de la Sierra de Alhamilla.
Actualmente posee 25 habitaciones que se encuentran formando perímetro a un patio y en el subterráneo se encuentran los baños romanos compuestos por siete bañeras de mármol blanco .
Las Aguas de Sierra Alhamilla, hipertermales, emanan a 58ºC. Son Sulfatadas, Bicarbonatadas, Cloruradas, Sódico-Magnésicas y Radioactivas. Se utilizan en tres tipos de cura: Cura de Bebida y Cura Hidrotermal. También dispone de servicio de Fisioterapia y Rehabilitación.
Hotel, Balneario, Restaurante; todo ello alrededor de un bonito patio árabe donde el murmullo de la fuente acompaña en un incomparable marco de tranquilidad y sosiego.
Fuente base.-Mar Bono de Almeria Turistica.