sábado, 23 de febrero de 2013

Los Gallardos.-Almeria

Los Gallardos es un municipio español de la provincia de AlmeríaAndalucía, situado en la comarca de Levante Almeriense y a 79 km de la capital provincia, Almería. En el año 2012 contaba con 3 831 habitantes.
Después de Huércal de AlmeríaArboleas y Roquetas de Mar, Los Gallardos está en el 4º lugar entre los municipios de mayor crecimiento demográfico de la provincia de Almería, entre 1996 y 2006, período en que su tasa de crecimiento fue de 78%.
Historia,

Historia y orígenes
La historia oral ha venido determinando que el origen del nombre se centra en los primeros asentamientos de vecinos con el apellido Gallardo como predominante. Otra teoría habla del capitán Gallardo, oficial que, procedente de Mesa Roldán, llegó a Los Gallardos y se instaló en la primera calle que se creó en el pueblo, con casas solariegas, en la calle Soriano.

El historiador Francisco Miguel Guerrero Montero, vecino de la localidad escribió la primera historia seria del pueblo bajo el epígrafe general de Los Gallardos, editado por el Instituto de Estudios Almerienses en 1995. Guerrero cita al heraldista García Garrafa y recoge textualmente: «Una real célula otorgada en 1576 por el rey Felipe II al capitán Francisco Gallardo, vecino de la ciudad de Vera, que sirvió contra las huestes moriscas de Granada». «De regreso a España», indica García, «dicho capitán volvió a luchar en Andalucía, y en 1571 prendió en la parte llamada Mesa Roldán (Carboneras) al capitán y caudillo Hernando Portocarrero. En los pueblos cercanos y limítrofes, el apellido Gallardo es considerable, incluso antes de constituirse núcleos de casas bajo el nombre de Los Gallardos.

El núcleo urbano se fue asentando en torno a un acontecimiento básico para la historia y antecedentes del municipio. Nos referimos al inicio de las explotaciones mineras en Sierra Almagrera a comienzos del siglo XIX y al descubrimiento de filones de plomo y de hierro en la sierra de Bédar. Todavía aparecen signos de la actividad minera entre los municipios de Bédar y Los Gallardos y fragmentos del cable aéreo desde el Pinar a Garrucha. Había un ferrocarril minero que unía Los Gallardos con Bédar y Garrucha. Restos del puente se pueden comprobar en la nacional 340 a la altura de la barriada de La Perulaca. En este puente aparecen pintadas tan significativas como «Franco, más agua». En los años sesenta, el general pernoctó en Huércal-Overa y se trasladó por carretera a Almería pasando por el término de Los Gallardos. La salida de cientos de personas aglutinó el grito de agua, agua.

Afortunadamente, la obra histórica se plasmó en los años ochenta con la construcción del pantano del Almanzora, aunque los vecinos de Los Gallardos no pudieron disfrutar de dicha obra, impulsada por la Administración, hasta los primeros años noventa. De todas formas, la agricultura ha sido de subsistencia históricamente. Los hombres trabajaban en las minas y las mujeres, ancianos y niños cuidaban la huerta para una producción de subsistencia y, en definitiva, de ayuda familiar.

En los años setenta, las mujeres se incorporan profesionalmente al mundo de la agricultura en la siembra y recogida de tomates, que puso en marcha la multinacional Pascual Hermanos de Águilas, y que tenía como encargado al vecino de Los Gallardos Francisco Crespo. Eran cientos de mujeres las que trabajan en el campo. Y aquí tuvo su máximo apogeo la polémica que aún perdura sobre las avionetas «espantanubes». Un asunto que científicamente parece cerrado, pero que desde Pulpi hasta Los Gallardos, pasando por el campo de Lorca, existe una notable creencia popular de que la lluvia no llega por intereses delas multinacionales agrícolas. Pese a la opinión de expertos universitarios, la polémica no está, ni mucho menos, zanjada.

La fábrica fue impulsada por los dos primeros alcaldes y por Martín Martínez y Francisco Alarcón. Este, abuelo de una amplia familia, pasó a la historia como el tío Molinero y la persona que llevó adelante el proyecto. Por el período franquista desfilaron un total de ocho alcaldes. El primero, Juan González Molina, y el último, y el alcalde que más tiempo ha desempeñado el cargo, Martín Ruiz Hernández, que estuvo desde 1963 hasta 1978 en que fue relevado por su primer teniente de alcalde, Pedro Haro Gómez. Agua, luz, alcantarillado, teléfono y colegios públicos en barriadas, así como asfalto de las calles principales se realizaron en dicha época franquista. El historiador Miguel Guerrero, en su libro, recoge que en 1977, antes de las elecciones democráticas, este periodista presentó un escrito en el Ayuntamiento solicitando que se colocara la bandera de Andalucía, en reconocimiento a la personalidad andaluza del pueblo.

El primer alcalde democrático fue Antonio García Molina, hermano de Francisco, que fue delegado de Cultura con UCD y la primera persona que tuvo estudios en los primeros años sesenta de Los Gallardos, maestro como nuestro primer alcalde y como sus padres. Una familia de maestros. A García Molina le sustituyeron democráticamente Emilio Ruiz; José Antonio García Crespo, Segundo Ramírez Pérez, y la actual Alcaldesa, María González Martínez. Estos cinco son los alcaldes democráticos de Los Gallardos.
Rutas Turisticas.
Desde la salida de Turre hacia Los Gallardos, a la derecha de la carretera, serpentea un camino con un indicador que señala Cadima. Tras cruzar el lecho del Río Aguas, que puede hacer honra a su nombre, remontamos el escarpe de su orilla y proseguimos hacia la izquierda, por encima de éste.

Otro cartel, cerca de un cortijo, anuncia que nos encontramos en ese paraje ¿Sorpresa?, efectivamente, no hay restos espectaculares, aunque sí algunas partes de los muros de sus casas, y dicen los entendidos que, restos de la almazara y molinos. Lo que sí observamos, es la presencia de abundante tégula, clara alusión a un poblado de la cultura romana.

Tras la, no tan llamativa, pero creemos que interesante, visita, volvemos hacia atrás y, al alcanzar el asfalto, tomamos dirección a Los Gallardos.

Muy cerca de aquí, a la izquierda de la carretera, todavía con las últimas casas del pueblo a nuestra vista, ascendemos una empinada calle para acercarnos al caserío de Torre Cabrera.

Frente a nosotros se levanta airosa Sierra Cabrera con un llamativo verdor, que también acompaña nuestro discurrir, junto a una vega cubierta en toda su extensión del verde brillante de los naranjos. La pista de tierra bordea los cultivos y, tras una serie de vueltas, termina en un gran repecho donde aparecen las edificaciones de Torre Cabrera.

Nos sorprende, la siempre sugerente, y más en estas tierras, contemplación de un lago que, incluso con alguna barca, anima a su paseo.

Un cortijo de colores terrosos, constituye un idóneo establecimiento dedicado al descanso. Además, ofrece, en tan apartado lugar, la posibilidad de paseos en bicicleta, a caballo, senderismo, etc

Todos los alicientes, en definitiva, para aquel que quiera pasar unos días al margen del "mundanal ruido", rodeado de vegetación y agua en pleno corazón de la Sierra Dulce.

El descenso explica ya la frondosa vegetación, al recordar el lago que hemos visto más arriba. Alcanzamos, de nuevo, la carretera y continuamos, bordeando la sierra, entre olivares y pitas.

A nuestra derecha, discurre el Río Aguas, arrastrando un fluido lechoso, que nos traslada con la imaginación al no muy lejano Karst de los Yesos de Sorbas. En las orillas de este río, se suceden molinos sugerentes que dan la posibilidad, a quién lo desee, de realizar un interesante itinerario opcional para disfrutar con su contemplación.
Fiestas.
El Auto Sacramental de los reyes magos.
El Auto de los Reyes Magos se trata de una representación Medieval que data del siglo XIX. Todo gira en torno a una representación teatral por las calles del pueblo, siendo los personajes los vecinos del municipio.
Los Gallardos se siente orgulloso de ser el único pueblo de la provincia de Almería que hace esta representación, además se puede destacar su casi exclusividad en toda Andalucía, ya que solo se tiene conocimiento de otros tres pueblos de esta Comunidad que también lo hagan.
La tradición se repite ininterrumpidamente hasta la Guerra Civil. Tímidamente vuelve a recuperarse en la década de los cincuenta para volver a perderse dentro de ésta misma década. En los años ochenta se vuelve a recuperar hasta la fecha de hoy recobrando más auge cada año.
Actualmente se acompaña este acto con un mercadillo medieval y actuaciones medievales.
Debido a la gran transcendencia de esta fiesta hay una propuesta a la Junta de Andalucía para que forme parte del catálogo de bienes turísticos de esta Comunidad.

28 de Febrero 

Día de Andalucía y celebración del Carnaval 

Este día es aprovechado por los Gallarderos para celebrar conjuntamente el día de Andalucía y el Carnaval. Por la mañana se realizan actividades para conmemorar el día de Andalucía, siendo uno de los momentos más emotivos la interpretación del Himno de Andalucía a cargo del Coro Municipal. A mediodía degustación de productos típicos de la zona. Por la tarde gran desfile de comparsas por las calles de la localidad, en el que se puede ver los resultados de meses de trabajo, para la realización de los vestuarios y coreografías, acompañadas por las agrupaciones musicales del municipio.Marzo 

Día de la Vieja 

Fiesta de gran arraigo popular que data del siglo XVII.
Nació como una jornada de hermandad con connotaciones religiosas; en la actualidad se ha convertido en un evento entrañable y familiar. Tiene lugar el jueves que media la cuaresma, desarrollándose una jornada de convivencia con todos los vecinos del municipio, el pueblo se queda prácticamente vacío y se realiza una comida en el campo acompañada de juegos y canciones.
La principal protagonista de este evento es "la vieja": realizada de papel y rellenas de caramelos, que se rompen después de la comida, consiguiendo, que sobre todo los más pequeños, disfruten de este día tan especial. 15 de Mayo 

San Isidro 

Estas fiestas también tienen cierta antigüedad en Los Gallardos, San Isidro es el patrón de los agricultores, su celebración no significa otra cosa que tratar de pedir al Santo que fertilice las tierras para que las cosechas sean abundantes y generosas. Recordemos, que antiguamente, el trabajo en el campo ha sido la principal ocupación de los habitantes de Los Gallardos. Ésta fiesta tiene lugar Durante el día, se celebra una romería en el merendero municipal, hasta donde se lleva a San Isidro en procesión. El pueblo se viste con trajes típicos y disfrutan de una gran paella que ofrece el Ayuntamiento. Y al llegar la noche, en la calle Mayor del Pueblo, se sigue festejando el día con una orquesta musical.
Fuentes.:
Los Gallardos.es
Ayuntamiento de los Gallardos