domingo, 3 de febrero de 2013

Bayarque.-Almeria

Bayarque es un municipio español de la provincia de AlmeríaAndalucía. En el año 2012 contaba con 224 habitantes.Se encuentra situado a una altitud de 817 metros y a 120 kilómetros de la capital de provincia, Almería.
Bayarque es una fundaciòn islàmica,cuyo nombre deriva del Vocablo àrabe bi-yark(en el promontorio) de la època andalusì.Està situado en la falda septentrional de los Filabres,entre Tijola,Armuña, Bacares y Seròn.El municipio està dividido en dos nucleos,el barrio de la Ermita y el denominado del pueblo,separados ambos por la rambla que los atraviesa.
Historia y Origenes.
Bayarque es desde su moderna fundación como villa en 1572, tras la Reconquista y posteriores revueltas moriscas uno más de los pequeños asentamientos vecinales que configuran el centenar de municipios de la provincia. Poca información nos proporcionan enciclopedias y mapas geográficos; sólo datos escuetos sobre límites y población del momento: adscripción al partido judicial de Purchena y al obispado de Almería; Capitanía General de Granada. En el libro «Almería»: «...y Bayarque, Suflí y Sierro, trepando ya hacia los Filabres, entre Bacares y la Loma de la Junquera, unos pueblos pequeños que buscan un espacio económico desde su agricultura, tan distinta a la que ha hecho famosa a Almería».
El siempre importante tema de las comunicaciones se ha mitigado en los últimos años, ya que Bayarque se halla a muy poca distancia de la espléndida carretera que atraviesa la cuenca de Almanzora, poniéndolos en muy poco espacio de tiempo en contacto con ciudades como Baza (Granada), Huércal Overa o la misma capital de la provincia (120 kms.) a través de la conexión con la autovía de Levante, o el moderno trazado que recorre la «Comarca del Mármol», aportando mejoras sustanciales, entre otras, la asistencia sanitaria, rápida cercanía a la red de Hospitales públicos y centros administrativos oficiales.
El Libro de Apeos y Población de Tíjola, en 1573, señala a Bayarque como barrio propio junto a Aldeire, aunque rápidamente se rectificó (el mismo año) y se le dio Apeo y Repartimiento como lugar diferenciado.Aparece como lugar de crianza de «simiente de seda, 78 onzas y 197 libras de seda, más: 156 fanegas de regadío, 728 de secano, 936 olivos y 15.600 viñas, todo por importe de 181.831 maravedíes».

    Habítanla 630 moriscos, con dehesas y montes para pasto del ganado.De este Libro de Apeos queda copia en el Ayuntamiento.En las repoblaciones 1572 al 1752 los castellanos viejos introducen nuevas costumbres, tales como las Cuadrillas de Animas cantando villancicos y representaciones de autos sacramentales, rústicos y primitivos que se fueron conservando gracias a lo apartado del lugar. El pueblo regaba de las fuentes (ya con nombres cristianizados) del Aguila, el Chopo, el Palo, el Cardo, la Carraca, Fuentegrande, los Moros y la Fuente esta última haciendo linde con los pueblos de Serón y Bacares.
    La villa se divide en dos núcleos: el barrio de la Ermita y el denominado del Pueblo separados por la Rambla que la atraviesa. En su casco urbano, de intrincadas callejuelas que recuerdan el pasado árabe, destacan como construcciones singulares: la iglesia, bajo la advocación de la Virgen del Rosario, desde mediados del XIX aunque en principio fue dedicada a la Virgen María; la antigua casa, en la calle Real, del Marqués de Villena a cuyo Señorío pertenecía Bayarque, ocupada por un hombre de confianza; otra en la plaza, de finales del XIX. 
    Ambas conservan una espléndida fachada y unos interiores amplios e interesantes, de ellas desaparecieron los escudos de armas que hermoseaban sus frontales. En el barrio de la Ermita al que le da nombre existió la dedicada a San Antonio de Padua; a causa del mal estado hubo que trasladar enseres e imagen hasta la iglesia; actualmente sólo se conservan pobres vestigios. Las fiestas patronales tienen lugar en junio y octubre, en honor de los dos titulares.
    La villa se divide en dos núcleos: el barrio de la Ermita y el denominado del Pueblo separados por la Rambla que la atraviesa.En su casco urbano, de intrincadas callejuelas que recuerdan el pasado árabe, destacan como construcciones singulares: la iglesia, bajo la advocación de la Virgen del Rosario, desde mediados del XIX aunque en principio fue dedicada a la Virgen María; la antigua casa, en la calle Real, del Marqués de Villena a cuyo Señorío pertenecía Bayarque, ocupada por un hombre de confianza; otra en la plaza, de finales del XIX. Ambas conservan una espléndida fachada y unos interiores amplios e interesantes, de ellas desaparecieron los escudos de armas que hermoseaban sus frontales. En el barrio de la Ermita al que le da nombre existió la dedicada a San Antonio de Padua; a causa del mal estado hubo que trasladar enseres e imagen hasta la iglesia; actualmente sólo se conservan pobres vestigios. Las fiestas patronales tienen lugar en junio y octubre, en honor de los dos titulares. El primitivo templo mudéjar fue levantado antes de 1568, destruido en la rebelión morisca y posteriormente reconstruido; el actual lo mandó erigir el obispo don Rodrigo de Mandia y Parga, en 1665 al igual que los de Suflí, Líjar, Sierro, Fines y Santacruz.De orografía quebrada, Bayarque se halla rodeado de suaves colinas.
    Gozó de cierto auge minero: mercurio desde 1943 al 45 y 1968 al 72; las explotaciones cesaron a causa de la poca rentabilidad de los yacimientos a la entrada del pueblo, en el camino de Tíjola, debido a la baja calidad del cinabrio; era una explotación de régimen familiar, dando ocupación a muy pocas personas.
    Suerte paralela corrió el filón férrico hallado en el paraje de Cuevas Negras limítrofe con Bacares, se inició al calor de los descubrimientos de las Menas y el Cortijuelo, decayendo rápidamente por los altos costes de extracción y transporte. Pascual Madoz habla de vetas de mineral cúprico, de las que en la actualidad nadie es capaz de proporcionarnos información, aunque sospechamos que debieron de estar localizadas en el paraje llamado del Chopo. En la década de los sesenta sufre un fuerte fenómeno emigratorio al igual que el resto de pueblos de la comarca, coincidiendo con el cierre de los cotos mineros próximos, marchando preferentemente a la provincia de Barcelona.El censo padronal señala una fuerte caída: de 600 habitantes a menos de 300. Antiguos cortijos y cortijadas fueron abandonándose paulatinamente y ahora sólo se utilizan como refugio de pastores o apoyo a las faenas del campo.
    Posee una pequeña pero frondosa vega, con huertas familiares, nutriéndose de las aguas del río Bacares y abundantes fuentes esparcidas por su jurisdicción: de las Parras donde se instaló un salto de agua, generador de la electricidad que se consumía en la zona, hasta su desaparición, explotada por Sevillana de Electricidad; los Cortijicos y el Huevo lindantes con Tíjola; la del Layón antiguamente sólo denominada La Fuente, en el cerro del mismo nombre y que comparte su territorio con la vecina Bacares; el Palo y el Chopo.
     Un creciente interés por el cultivo del olivar, que, amén de cubrir sus necesidades, permite comercializar pequeñas cantidades de excelente aceite hasta hace pocos años existió una antigua almazara, funcionando bajo un sistema arcaico y manual.
    De la intensa forestación que nos cuentan antiguas crónicas sólo queda, como vestigio aislado del pasado, el denominado Pinar de Bayarque, formado por una ancha mancha verde de pino carrasco; la rentabilidad económica es mínima, pero de gran valor sentimental y simbólico.Muy atrás quedaron las 200.000 encinas que integraban los 25 millones de árboles que cubrían todo lo ancho y largo de la Sierra de los Filabres. La industria local se reduce a una serreríay manipulación de la madera que da empleo fijo a cuatro personas, más una empresa constructora de ámbito comarcal.
    El futuro no se presenta nada halagüeño para los sufridos hombres y mujeres enraizados al terruño.Un pueblo en regresión económica y demográfica, en la que los jóvenes marchan a la capital o en busca de un puesto de trabajo en las cercanas explotaciones de mármol en Macael y en las industrias transformadoras de Olula del Río. Personas mayores viviendo de la jubilación bastante de ellos regresaron desde Barcelona al final de su vida productiva u otros , menos jóvenes, vegetando con las aportaciones que les producen los salarios esporádicos del PER o de las empresas forestadoras de sus cerros y laderas. 
    Los más «sensibilizados» ante el mañana inmediato sueñan con un impulso económico a través del turismo rural de montaña. Recursos naturales no les faltan: clima, orografía y paisajes, gastronomía, costumbres y usos ancestrales, fiestas populares, caza..., y ante todo y sobre todo la hospitalidad de sus gentes sencillas.
    Economia.
Bayarque encuentra su principal medio de vida, en el trabajo que el mármol y que espera planes integrales para poder explotar la agricultura (en especial el aceite) y su magnífica situación, base imprescindible para el desarrollo del turismo rural.
Rutas Turisticas.-Bayarque es un tranquilo pueblo situado en la umbría de Sierra de Filabres que perteneció durante la edad moderna al Marqués de Villena; en la actualidad cuenta en su término con bosques frondosos como el Pinar de Bayarque.
Paseando por el pueblo se puede encontrar alguna casa señorial o bien disfrutar de la naturaleza por elmonte de El Cozo, con un pinar autóctono de pino carrasco.
Cuenta con el área recreativa la Rosariera y se encuentra junto a una carretera que conduce a Bacares; asimismo dispone de diversos caminos que facilitan las excursiones por los sectores inmediatos de Sierra de Filabres.
En Bayarque, antesala del Valle de Almanzora, podemos descubrir, aún hoy, alguna casa señorial.
Si quiere poner una nota de naturaleza en la ruta pasee por el monte de El Coto, orgullo local por reunir un extenso pinar autóctono de pino carrasco, o bien decídase a disfrutar de las áreas recreativas de La Fuente del Palo o El Layón.
Monumentos y Fiestas.
Destacan como construcciones singulares: la iglesia, bajo la advocación de la Virgen del Rosario, desde mediados del XIX y la antigua casa, en la calle Real, del Marqués de Villena de finales del XIX.Su edificio principal es el Templo Parroquial de la Virgen del Rosario, situado sobre el caserío, fue construido en el siglo XVI, aunque ha sido reparado en diversas ocasiones sin que pierda el encanto de su emplazamiento.
Las fiestas principales de Bayarque son la celebración deSan Antonio de Padua el 13 de junio y la Virgen delRosario, que se celebra en agosto.
Ocultar detalles para 02 - Febrero02 - Febrero
FIESTAS DE SAN BLAS
Del: 03/02/2004 Al: 03/02/2004
Lugar: Bayarque Periodo: 02 - Febrero Tipo:Populares

Ocultar detalles para 04 - Abril04 - Abril
FIESTAS DE SAN MARCOS
Del: 25/04/2004 Al: 25/04/2004
Lugar: Bayarque Periodo: 04 - Abril Tipo: Arte y Cultura

Ocultar detalles para 06 - Junio06 - Junio
FIESTAS DE SAN ANTONIO DE PADUA
Del: 13/06/2004 Al: 13/06/2004
Lugar: Bayarque Periodo: 06 - Junio Tipo:Populares

Ocultar detalles para 08 - Agosto08 - Agosto
FIESTAS DEL VERANO EN HONOR DE LA PATRONA
Del: 06/08/2004 Al: 08/08/2004
Lugar: Bayarque Periodo: 08 - Agosto Tipo: Populares

Ocultar detalles para 10 - Octubre10 - Octubre
FIESTAS PATRONALES DE LA VIRGEN DEL ROSARIO
Del: 07/10/2004 Al: 07/10/2004
Lugar: Bayarque Periodo: 10 - Octubre Tipo: Patronales