viernes, 7 de junio de 2013

Calas de La Vela Blanca.-Cabo de Gata

Siguiendo el rastro de uno de los lugares más bellos y emblemáticos de parque, el arrecife de Las Sirenas, sus pasos se encaminan precisamente hacia otro de los faros de la zona, el que se encuentra colgado del acantilado de La Vela Blanca. Este acantilado, con sus más de 200 metros de altitud, no es sino la mitad de un antiguo volcán submarino, cuya otra mitad se colapsó y quedó hundido en el mar, lo que hoy vemos es tan sólo la mitad del volcán primitivo.
Los terrenos blanquecinos que contrastan con el tono ocre oscuro de la costa, son tobas volcánicas, y el blanquizal que aparece al pie del mismo, que se asemeja a la vela de un barco, es el que le otorga la denominación al acantilado y, por extensión, al resto del paraje de La Vela Blanca. Antes de llegar a dicho faro, descubriremos rincones tan atractivos como Cala Arena, la Piedra del Agujero, la espléndida Cala Rajá; esta última se hace inconfundible por exhibir un llamativo peñón blanquecino,Cala de la media luna,Cala Carbòn,con su calita adyacente,Cala Chicrè,tambien llamada la Negrita y Monsul..que son llamadas Las Calas de La Vela Blanca.(nos ocuparemos en este reportaje de Cala Chicrè y Cala de la Media luna,el resto ya estan icluidas en el blog,bien con entradas propias o agrupadas tambien).
Nos llamará poderosamente la atención, el Arrecife del Dedo, una antigua chimenea volcánica que se alza como un majestuoso aviso para los navegantes, en sus proximidades y sólo accesible por barco, se
encuentra la mítica cueva donde se refugiaba hasta hace bien poco, una colonia de foca monje. Su presencia en estos parajes dio motivo a diversas leyendas en las que lobos marinos, así era como se conocían a la focas, atacaban a los hombres de mar que intentaban hacerse con las piedras preciosas que habían en el interior de la cueva.
Cala Chicrè o La Negrita.
Cala muy especial con amantes fijos que la visitan todos los años, Se accede a través de Cala Carbón desde la izquierda de Cala Carbón hay un camino. Nudista Natural donde el Sol y el Silencio serán tus compañeros.
Creanme yo la visitè y es una delicia.
Playa de la Media Luna.
Esta playa tambien pertenece a las llamadas Calas de la Vela Blanca.
Después de la Playa de Monsul y a unos 2 km llegaremos, a la Playa de la Media Luna. Es una playa que tiene aparcamiento y papeleras pero no tiene ningún servicio ya que estas playas son vírgenes. La Playa de la Media luna se encuentra en medio de la Playa de Cala Carbón a su derecha o mas al fondo, y la Playa de Monsul que esta antes. Esta es otra de las playas volcánicas a las que podemos acceder a través de San José.
Tiene unos 180 metros de longitud, de arena fina y gris. La Playa de la Media Luna es, como indica su nombre, una pequeña playa en forma de media luna flanqueada por acantilados de poca altura de material volcánico idéntico al encontrado en Los Genoveses como en Monsul. Desde el punto de vista paisajístico, destacan varias cornisas asomadas sobre el mar, producto de su incesante impacto sobre las rocas. Su paisaje marino de algas puede observarse a pocos metros de la orilla debido a sus clarísimas aguas.
Es una playa concurrida los fines de semana y el verano y aunque casi nunca llega a estar llena de gente, tal vez al igual que el resto de estas playas vírgenes por estar algo alejada y no disponer de servicios, sí puede encontrarse muy concurrida los fines de semana y el verano por llegar con el coche hasta la misma playa. Su belleza no es de la espectacularidad de Monsul o El Barronal pero hace de esta playa un lugar que no recomendamos perderse. No olvidar llevar agua.  Si seguimos caminando ya llegaremos a Cala Carbòn.