miércoles, 5 de junio de 2013

Playas de Cabo de gata.-Almeria.

Playa el Ancòn.
Es la ultima playa antes del Faro de Cabo de Gata, con un entorno idílico y puestas de sol impresionantes.
 La playa la podemos ver desde lo alto de la estrecha carretera que sube al faro y recorre la costa hasta la valla que corta el camino antes de Cala Carbón.
Os recomendamos que os quedéis en esta playa para ver la puesta del sol desde el bar, que está al otro lado de la carretera.
Su extensión es de 450 metros por 20 metros de ancho. El nivel medio de ocupación es bajo. Playa aislada sin paseo marítimo principalmente compuesta por arena dorada. El estado habitual de la mar es oleaje moderado .
Cala Rajà y Cala Arena.
Cala Rajá y Cala Arena son dos de esas pequeñas playas vírgenes que por encontrarse alejadas de cualquier núcleo de población nos podemos tomar un baño en un entorno totalmente natural sin ningún rastro de intervención de la mano del hombre. Ambas playas están formadas por arena fina y agua cristalina, abrigadas por las paredes que las rodean, son un lugar excepcional donde bañarse.
Desde Cala Rajá puede observarse el arrecife del Dedo, llamado por algunos El Dedo de Dios. Por la parte izquierda de Cala Rajá pude subirse la ladera para observar de cerca este curioso arrecife, también tendremos una hermosa vista de la Cala de la Punta Negra, que es inaccesible desde tierra,
y del cerro de Vela Blanca presidido por su torre de vigilancia. Para llegar a estas calas debemos ir hasta el Faro de Cabo de Gata, tomar el desvío a la izquierda pasando por detrás del restaurante El Faro, a poco más de 1 kilómetro dejamos la carretera asfaltada y tomamos un camino a la derecha que pasa junto a un chalet vallado, en el siguiente cruce hacia la derecha está Cala Arena y por el camino de la izquierda Cala Rajá.
Cala Arena.
Es una pequeña y recóndita cala del Parque Natural Cabo de Gata-Níjar .
Muy cerca del propio Cabo de Gata. Es una playa poco profunda en la que se puede realizar la práctica del submarinismo. Al estar protegida la pesca submarina está prohibida. Su acceso es complicado, si bien no tanto como otras playas de la zona como la Cala de Enmedio o la Playa de los Muertos, Se puede aparcar al principio del sendero que conduce a la playa, y con vehículos todoterrenos se puede llegar prácticamente a la playa. No es una playa habilitada para discapacitados.
Cala Rajà.
 Esta playa tiene 120 metros de longitud por 10 metros de anchura. Normalmente el nivel de ocupación de la playa cala rajá es bajo.
 Playa aislada cuya composición es de grava / arena. Cala de difícil acceso a través de un camino que hay que recorrer a pie, aislada y con un bajo grado de ocupación.
Es una cala de excepcional belleza. Se accede a través de un camino sin asfaltar, al final del cual hay un pequeño aparcamiento. Desde allí se baja a pie a través de inclinadas laderas. Es una cala para perderse, para los que disfrutan de los lugares insólitos y recónditos. No tiene servicios, a excepción de los básicos de limpieza y vigilancia policial. Merece la pena realizar excursiones por el entorno volcánico y alcanzar el mirador de Vela Blanca, otero singular y único para disfrutar de la naturaleza, de las excepcionales vistas que hay en la zona, siempre respetando las normas de buen uso de este espacio protegido.